Entrevista Blanca Fernández

Showroom Accessibilitat - Entrevista a Blanca Fernández PMMT Arquitectura

Hablamos con Blanca Fernández, de PMMT Arquitectura, autores de la rehabilitación de una antigua fábrica del Poblenou para convertirla en su oficina de PMMT Arquitectura. Un proyecto 100% accesible, diseñado con los criterios Clear Code Architecture (rampa, tierra podo táctil, bucle magnético, baño adaptado, señalética inclusiva, etc.).

 

¿Es la oferta cultural de Barcelona accesible?

Tanto en el sector cultural como en nuestro sector, el de la arquitectura, siempre hay márgenes de mejora. Actualmente, se están llevando a cabo diversas iniciativas, como, por ejemplo, Teatro accesible, por la Fundación Vodafone, pero aún queda mucho por hacer en el terreno de la accesibilidad universal, accesibilidad para todos.

¿Qué función desempeña la accesibilidad en la arquitectura?

La arquitectura es un servicio por y para la sociedad, que no ha de discriminar a ninguna persona que forme parte de ella. Para nuestra empresa, la accesibilidad es uno de los puntos de partida de todos nuestros diseños arquitectónicos. Llevamos investigando y trabajando bajo sus parámetros algo más de seis años, planteando una revolución: ir más allá de las acciones que plantea la normativa actual para asegurar la accesibilidad universal en todos los espacios construidos. Por ello, desarrollamos el Clear Code Architecture®, que es el primer método que permite realizar espacios totalmente inclusivos. En sus criterios se basan todas nuestras intervenciones. Esta herramienta te permite conocer el nivel de accesibilidad universal que tiene tu espacio, hasta qué nivel puede llegar y qué tienes que hacer para conseguirlo. A través de la concepción, de la creación y de la aplicación del Clear Code® en diferentes tipologías edificatorias, pretendemos inculcar a nuestro sector la necesidad de reprender las normas de diseño establecidas para crear entornos para todos.

Uno de los objetivos del Festival es acercar la buena arquitectura al público y acercar ejemplos representativos de la ciudad. ¿Hay que mostrar ejemplos de accesibilidad integrada y alejada de la imagen ortopédica actual?

Por supuesto. La buena arquitectura es capaz de integrar la accesibilidad universal dentro de los parámetros del buen diseño. Un ejemplo de ello son nuestras oficinas en el 22@ de Barcelona, donde lo practicamos en el diseño de las dimensiones de los espacios, en el mobiliario, en nuestra señalética inclusiva... Es un espacio agradable que puede ser utilizado por todo el mundo, tenga o no una limitación temporal o crónica en el uso del espacio construido.

¿Existen colectivos de personas que no tienen acceso a la cultura por su diversidad funcional?

Sabemos que es así por las experiencias que nos cuentan algunos de nuestros clientes. Nosotros intentamos aportar nuestro granito de arena, trabajando para que los espacios públicos al aire libre (calles, parques...), como otros lugares lúdicos (como, por ejemplo, estadios), no presenten barreras arquitectónicas para nadie y permitan su uso y disfrute a todos. Sinceramente, confiamos en que en un futuro solo se señalice aquello que no es accesible, en lugar de lo que sí que lo es.

En cuestión de producción cultural, la verdad es que se nos escapa de nuestro día a día, aunque desde PMMT ahora estamos trabajando para que nuestro contenido comunicativo también comience a ser inclusivo.

¿Qué deberes tiene pendientes Barcelona en materia de accesibilidad?

Barcelona es un referente a escala europea como ciudad sensibilizada con la accesibilidad. Actualmente, se encuentra implementando su Plan de Accesibilidad 2018-2026. Nosotros hemos sido parte activa dentro de este plan, colaborando con el Ayuntamiento, a través del Instituto Municipal de Personas con Discapacidad, en el análisis del nivel de accesibilidad universal de los centros de Atención Primaria de Salud de la ciudad. Entendemos que, con este gesto, Barcelona se suma a la revolución de pasar de accesibilidad a accesibilidad universal. Vemos que también el sector privado comienza a concienciarse de esta necesidad y algunas clínicas privadas ya están aplicando parámetros de diseño universal, como es el caso de la Clínica Corachan. Sabemos, debido a la experiencia obtenida tras la realización de proyectos situados en Girona, Tarragona, Madrid..., que la accesibilidad universal tiene gran proyección y cabida global.