Can Negre

Pese a no ser un edificio de nueva planta del arquitecto, se ha convertido en uno de los símbolos jujolianos por excelencia de Sant Joan Despí. Jujol adaptó esta antigua masía del siglo XVII a casa de veraneo para su propietario, Pere Negre. En su exterior, tiene una gran fachada dedicada a la Virgen María decorada con una carroza en la parte central. En el interior, destaca la explosión plástica de la capilla y de la escalera. La última restauración, en 2010, estuvo dirigida por el arquitecto Josep Llobet.

 

  • Foto: Albert Guifreu
  • Foto: Albert Guifreu
  • Foto: Jaume Orpinell

Transports:

Bus

Cómo llegar:

 

RENFE: R1, R4 (Sant Joan Despí) / Tram: T1, T2 (Bon viatge)