Teatro de la Massa

Guastavino diseñó una sala circular cubierta con una cúpula de 17 metros de diámetro y rebajada con una flecha de 3 metros, con un linterna central coronada con un cupulino de 4 metros de diámetro que ilumina todo el espacio. La novedad para la época es el sistema constructivo de esta cúpula: una doble capa de ladrillos planos ligados por cemento importado que tiene un grueso de entre 5 y 7 centímetros, reforzada por 18 meridianas y 5 paralelas –contadas las extremas– de bóveda tabicada. 
La sala está formada por dos partes: en el centro y bajo la cúpula, está la platea, mientras que la cúpula descansa sobre una zona perimetral de bóvedas de cañón que enmarcan los palcos con columnas. Las dieciocho partes que dibujan los meridianos de la cúpula se proyectan sobre la zona perimetral: tres corresponden al escenario, una parte a cada lado del escenario correspondía al acceso a los palcos, y las trece restantes cubren simétricamente los palcos del primer piso, que correspondían a los doce socios fundadores y a la junta de la entidad.
Este teatro es la última obra de Rafael Gustavino en Catalunya antes de convertirse en uno de los referentes más destacados de la arquitectura de los siglos XIX y principios del XX en los Estados Unidos de América.

 

 

Transport des de Barcelona (25 minuts): Bus C3/C4: Barcelona (rda. de la Universitat, 21) - Vilassar de Dalt
Vehicle particular: Aparcament reservat als Forns Romans (c. d’Eduard Calvet i Pintó, s/n - pg. de la Fornaca)

Transports:

Bus

C3/4